Durante el periodo del juicio del acusado, no siempre es justo mantener al acusado bajo custodia. El ella técnicamente no ha sido encontrado culpable. Para mantener imparcialidad (mientras considerando la seguridad de otros), la oportunidad de fianza fue introducida. Una fianza es establecida por un juez y es una cantidad de dinero que se le deberá a corte si el acusado desea salir bajo libertad durante el periodo del juicio. El dinero de la fianza tendrá que ser pagado por el acusado (o cualquier persona de su parte) – no es dinero del público o dinero que los pagadores de impuestos pagan.

Una fianza es muy cara pero completamente rembolsable al final del juicio si el acusado siguió todos sus requisitos, condiciones y términos de libertad. Es demasiado caro porque es un incentivo para que él o ella se mantengan cooperativos.

Fianzas de bonos son una alternativa más barata a una fianza. La cantidad que se debe par una fianza de bonos es entre 10-15% de la cantidad entera de la fianza y este dinero se va directamente a la compañía de fianzas en vez de irse directamente a la corte. Pero este dinero no es rembolsable, pero lo que se les hace más ideal a las personas es la variedad de flexibles planes de pagos.

Mientras la mayoría de acusados son ofrecidos fianza, ay circunstancias especiales donde se les ha negado una fianza en total. Esto es para criminales que son considerados peligrosos para la comunidad y/o cometieron un delito mayor. Porque son negados fianza, ni una fianza de bonos lo sacara de la cárcel.

Para aprender más sobre fianzas y fianzas de bonos siéntase libre de contactar a Penny Fianzas en Pennyfianzas.com o llámenos al 1.800.838.3278